cabecera

Todas las marcas de automóviles establecen los intervalos de revisión conforme a un período de tiempo o un número de kms.

En la actualidad los vehículos más nuevos suelen tener programado en el ordenador de a bordo los intervalos de revisión, que suelen mostrar en el indicador cuantos kms quedan o por cuantos kms se ha superado.

Uno de los elementos claves de estos intervalos es el cambio de aceite motor. Con el paso de km y tiempo pierde propiedades, por lo que su sustitución es imprescindible para conservar el motor bien engrasado, de modo que no se acorte su vida útil y se mantengan sus prestaciones.

Junto con el cambio del aceite del motor se incluye siempre en las revisiones la sustitución del filtro de aceite, pues en él se acumulan muchas impurezas. Por lo que toca a la sustitución del filtro de habitáculo, se realiza en base a la recomendación del fabricante, habitualmente prescrita en el libro de mantenimiento del vehículo. También conocido como filtro de polen o antipolen, evita que éste y otras impurezas entren en el habitáculo y sean inhaladas por los ocupantes.

¿Qué dice la ley?

Según el Reglamento CE 1400/2002, se puede realizar el mantenimiento del vehículo fuera de los servicios oficiales de la marca sin perder la garantía del fabricante.

Para ello es preciso seguir los dictámenes establecidos para estas operaciones por el fabricante del modelo, unas instrucciones normalmente recogidas en el libro de servicio y que incluyen plazos temporales y kilometraje, así como la especificación de piezas y tipo de aceite a emplear. En consecuencia, hay que respetar los trabajos incluidos en cada intervalo y sellar el libro una vez completada la revisión. Aquí tenéis el plan de mantenimiento:

  • - 30.000 km ó 2 años: Se debe sustituir las escobillas limpiaparabrisas y cambiar el aceite y el filtro del polvo. Es opcional hacer un cambio de neumáticos y alineado.
  • - 45.000 km ó 3 años: Realizar un servicio de inspección (también puede hacerse a los 60.000 km), sustitución de las pastillas de freno y neumáticos, si aún no se han cambiado). También es necesario el cambio de aceite para vehículos 4x4 (4Motion) y cambiar el líquido de frenos.
  • - 60.000km ó 4 años: Sustituir las escobillas limpiaparabrisas y las bujías en motores de gasolina. Cambiar el aceite, el filtro de polvo y polen y el aceite DSG en vehículos automáticos.
  • - 75.000km ó 5 años: Cambiar el líquido de frenos, la batería y los neumáticos. Alineado necesario.
  • - 90.000km ó 6 años: Sustituir las escobillas limpiaparabrisas, el filtro de polvo y polen, el filtro del aire y el filtro de combustible (motores diésel). Cambiar el aceite 4Motion (para vehículos de tracción 4x4), los discos de freno y comprobar el estado de las pastillas por si necesitan ser sustituidas.
  • - 105.000 ó 7 años: Realizar un servicio de inspección y sustituir pastillas y discos de frenos si cualquiera de los tres aún no se ha hecho en el paso anterior. Cambiar el líquido de frenos, los amortiguadores y los neumáticos. El alineado se puede hacer en este punto o al llegar a los 120.000 km.
  • - 120.000km ó 8 años: Sustituir las escobillas limpiaparabrisas, el filtro de polvo y polen, los neumáticos y hacer un cambio de aceite y de distribución. En motores de gasolina se cambiarán las bujías y en los de cambio automático el aceite de DSG. Alineado necesario si no se ha hecho en el paso anterior.
  • - 135.000 o 9 años: Cambiar el aceite 4Motion (para vehículos de tracción 4x4) y hacer un cambio del líquido de frenos.


Por último se debe recordar que cada dos años es recomendable realizar un servicio de inspección. Cuando el vehículo tiene más de 10 años se continuará con el Plan cada 15.000 km o consultando en el taller a tu mecánico.

final

Si no respetamos los intervalos de mantenimiento dictados por la marca perderemos, entre otros, la garantía oficial del coche.

basico

basico

basico